Welcome to Segurtot!

SegurtotSin categoríaWelcome to Segurtot!
Publicado por:

Mediante este post damos inicio a la que esperamos sea una larga lista de artículos de interés para vosotros.

En un breve acercamiento al sector distinguiremos que existe una diversidad de productos inmensa, tanta como actividades desarrollamos en nuestras vidas. La diferencia principal entre unos y otros viene dada por su necesidad en función de si se exigen vía legislativa/contractual o si, por el contrario, contratamos con el fin de poder descansar más tranquilos por las noches.

De este modo, a los solos efectos enunciativos, diremos que son obligatorios el seguro de automóvil, el de embarcaciones… y en definitiva el de cualquier vehículo con el que se pretenda circular por la vía pública. Esto se debe a que solo poner un pie fuera de un recinto privado ya se esta generado un riesgo generalizado contra terceros. Es por esto por lo que se decidió crear un sistema de “compensación” como el que tenemos.

En un segundo nivel vamos a encontrar aquellos seguros que se exigen bien contractualmente, bien en un documento redactado por la administración pública. Tenemos que pensar desde el arrendador que exige al inquilino que contrate un seguro de hogar hasta la gran empresa de obra pública que subcontrata con otra y esta le exige el cumplimiento de una serie de condiciones, entre otras, un seguro de Responsabilidad Civil.

Queda claro que mediante el seguro vamos a obtener la habilitación para hacer o conseguir algo que pretendemos, por ejemplo circular con un vehículo o acceder a una hipoteca. A pesar de ello, en muchas ocasiones parece difícil asimilar cuál es valor real de un seguro dado que solo en pocas ocasiones obtendremos algo más que un montón de papeles cuando lo contratemos. Pero cuando realmente hace falta es cuando vemos la calidad del producto que hemos adquirido.

Desde este momento te animo a valorar el seguro como la llave  para acceder no solo a tu tranquilidad sino a cosas mucho más tangibles de lo que podríamos esperar. Mi labor como corredor consiste en buscar el producto que más te convenga, que resulte más económico y con el nivel de asistencia que estimes oportuno.

No te dejes llevar por las denominadas compañías “lowcost”. Éstas  apuestan por las garantías más aparentes pero reducen de forma temeraria aquellas garantías por las que el cliente nunca suele preguntar, no siendo por ello menos importantes, por ejemplo: reclamación de daños, recursos de multas, protección jurídica, asistencia sanitaria ilimitada… Nosotros buscaremos el seguro que te proteja y tenga el precio más adecuado.

Contacta con nosotros para someter a estudio aquellos riesgos y pólizas de los que dispongas y sobre los que quieras estar plenamente informados. El corredor de seguros resultará en muchos casos una opción más económica que un canal directo o una agencia exclusiva. Siempre escuchamos a nuestro cliente y proponemos pólizas con las más completas garantías.

Ricardo Muñoz Sánchez

 

Comments are closed.